miércoles, 7 de julio de 2010

FALTAN POCOS DÍAS PARA TENER LA OPORTUNIDAD DE PARTICIPAR DE UN CURSO Y UN DEBATE POR INTERNET EN DOS MODALIDADES:
1) PRESENCIAL
2) EN VIVO POR INTERNET

El publico que participe del curso en vivo por internet, verá el power point tal cual se esté pasando en vivo. También escuchará y verá a la disertante.

Para las preguntas, tanto del público presencial como a distancia, ofreceremos algunos minutos antes de cada break. El público a distancia, podrá ir mandando sus preguntas a lo largo del curso, que se acercarán a la disertante para su respuesta en esos minutos previos a cada break.

Durante el debate final, las personas a distancia podrán enviar también sus preguntas que serán contestadas en ese lapso. El sistema a distancia permite el chateo, por lo cual, podrán acercar también sus opiniones que serán leídas durante el debate.

Informes http://www.artes37.com.ar/index2.html

info@artes37.com.ar / 011-816-3513 / 011-15-3278-4079

ººººººººººººººººº

Confirmaron su presencia:

Otilia Da Veiga:

Poeta, escritora e investigadora nacida en Buenos Aires, Capital federal.
Presidente de la Junta de Estudios Históricos de San Cristóbal. Académica de Número y Vicepresidente de la Academia Porteña del Lunfardo.

Ricardo Ostuni:

Ricardo Ostuni (Buenos Aires 1937) - *Académico de Número de la Academia Porteña del Lunfardo. Titular del Sillón Luis C. Villamayor - *Académico de Número de la Academia de Historia de la Ciudad de Buenos Aires - *Ex Vicepresidente de la Academia Nacional del Tango. - *Ex Presidente del Grupo Poesía de Buenos Aires - *Ex Rector de la Universidad del Tango (MCBA 1995) - *Profesor del Liceo Superior del Tango (Poesía y poetas del Tango 1995/2000)

Abel Alexander:

* Investigador histórico, autor, fotohistoriador y restaurador fotográfico. - Miembro fundador de numerosas instituciones vinculadas a la fotografía, intervino como conservador de las colecciones de daguerrotipos de los museos Mitre, Saavedra de Buenos Aires, el Palacio San José de Entre Ríos y el Museo Histórico Andrés García de Concepción del Uruguay (Entre Ríos). - En el año 2000 fue profesor invitado en la Academia Nacional de Historia en el curso sobre fotografía argentina en el Siglo XIX. - Fue director del Museo Municipal Histórico Fotográfico de Quilmes y del Museo Fotográfico “Humberto F. Zappa”. - Es, asimismo, miembro de la Sociedad de Numismimático y Antigüedades Bonaerense y de la Daguerrian Society de Estados Unidos.

ºººººººººººººººººººººº

Prólogo de la Sra Otilia Da Veiga para la publicación que será presentada el día 17 de julio en el transcurso del curso:

"EDAD y NACIONALIDAD DE CARLOS GARDEL
A través de la prensa escrita"

"Martina Iñiguez se ha largado a investigar la vida de Gardel y lo hace sin pedirle permiso a nadie.
¡Vaya tremenda osadía! ¡Si no hay nada qué investigar! ¡Gardel es Gardel! Un monstruo sagrado, una leyenda y como todas las leyendas imposible de ser analizada.
Pero el talento no conoce inhibiciones y como investigadora de ley, Martina sigue adelante desde el mismo instante en que dio con un “vestigium”, como llamaban los romanos a la marca que dejaba la planta del pie en la tierra, anunciando que alguien había pasado por allí. Es que el vestigio lleva siempre al principio de la verdad.
Cuando Martina investiga, está revisando huellas para encontrar la verdad y está muy lejos de hacerlo para halagar pasiones acreditadas ni para desdecir a quienes profesen arrogante ignorancia. No ha sido nunca su intento enredar a nadie en dificultades no esperadas.
Ella investiga la verdad; no la de sus afirmaciones, sino las que la realidad de los hechos le presenta. Nada es real sino respecto a otras realidades, lo cual implica que toda cosa real es desde sí misma, abierta.
Concebir la obstinación con que los hallazgos expuestos son combatidos o malamente admitidos por inteligencias reacias a la novedad o enardecidas por los prejuicios, indica que siempre habrá quien se tome por pauta a sí mismo.
Sólo una larga práctica y una experiencia frecuente permiten presentar una misma proposición desde distintos puntos de vista, enlazándola con hechos conocidos y admitidos que se corroboran con claros argumentos y se ilustran con símiles bien traídos.
Pero además hace falta talento y una cuota de osadía para apartarse de los caminos trillados. Y a Martina le sobran; es una estudiosa que cumple con todos los mandatos que conlleva la investigación; reflexiva, sistemática y controlada en su finalidad de interpretar los hechos, en una tarea objetiva y lógica.
Investigar es tarea tan inacabable como la realidad abierta y múltiple y no interpreto que nadie merezca por ejercerla la hoguera virtual ni deba resignarse por ello a una reputación equívoca.
Creo más bien en lo que decía San Agustín “Busquemos como buscan los que aún no han encontrado, y encontremos como encuentran los que aún han de buscar”.

ººººººººººººººººººººº

Prólogo de Don Ricardo Ostuni para la publicación:

"CARLOS GARDEL URUGUAYO – LA VERDAD DOCUMENTADA"

"Estas lìneas pretenden sólo ser introductorias del trabajo que presenta Martina Iñiguez, fruto de una sostenida investigación por lo que, cada una de las conclusiones a las que arriba, estan respaldadas por documentos irreprochables.

No es sencillo poder reconstruir la verdadera historia de Gardel. Mucha leyenda se ha acumulado en torno de ella, muchas falacias tambièn. Se han manipulado fechas, se han ocultado nombres, se han tergiversado sucesos. Sólo una minuciosa tarea –casi de orfebre- ha permitido formular otra historia posible en reemplazo de la historia oficial tan recurrida como poco analizada.

Martina hunde el bisturí de la investigación en la misma médula del conflicto y extrae material que permite un estudio màs profundo, más coherente, más ajustado a las constancias irrebatibles que fueron posible dar a luz porque se investigó sin preconceptos y con entera libertad.

La historia oficial, ya lo sabíamos, no resiste ese tipo de compulsa. Está sostenida, apenas, por una partida de nacimiento y un cuestionado testamento. Entre ambos extremos existe un cúmulo de evidencias que contradicen a ambos documentos. Una misma persona no puede tener dos historias de vida absolutamente diferentes. Baste un solo ejemplo para llegar a tal conclusión: la historia oficial sostiene que Carlos Gardel cursó su sexto grado en el Colegio San Estanislao del cual egresó con calificación de 10 puntos en todas las materias; esto ocurría en 1904, en el mismo momento en que hay constancias fidedignas de la Policía de la Provincia de Buenos Aires, de que se encontraba detenido en dependencias de la ciudad de La Plata.

Uno de los dos hechos no es verdadero o bien si ambos lo son, no corresponden a la misma persona.

La historia oficial asimismo ha encontrado fuerte respaldo en las declaraciones de quien se dijo amigo de la infancia de Gardel. Me refiero a Esteban Capot. Esta investigación llevada a cabo por Martina Iñiguez muestra de modo indubitable la falacia de todas sus declaraciones porque jamás conoció a Gardel de pequeño, ni pudo ser su compañero de juegos, ni vino con su madre al país en el mismo viaje que lo hizo Berta Gardes.

Hay iconografía falsa que avala la historia oficial, burdas maniobras que han quedado en descubierto con el solo análisis de las fotos bajo la lupa de expertos científicamente capacitados.

Y hay otro cúmulo de hechos y circunstancias también cuestionables en su veracidad y en su contenido que son los que el lector ha de encontrar –quizás con gran sorpresa de su parte- a los largo de las páginas que componen este breviario gardeliano.

Sería de esperar que a partir de ahora la polémica tomara otro rumbo: el de la cooperación, el de la aceptación de que existe la posibilidad de otra historia sin continuar con el empecinamiento de una discusión que ya es irrelevante.

Todos los que admiramos a Gardel como artista, queremos saber también de la verdad de su vida. Nada de malo o pecaminoso hay en ello y en nada se lo desmerece si se buscan sus raíces rioplatenses que de modo vehemente se nos aparecen a cada paso en la investigación. Por el contrario; ¡que gloria sería para estas tierras poder confirmar, de modo definitivo, que el más grande artista de la canción popular, de todos los tiempos, es además, un hijo de estas latitudes de América!

Este trabajo conlleva ese propósito , muy alejado de querer profundizar las diferencias. Gardel merece sin dudas ese intento."

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Seguidores